Para nuestra Asociación, la partida de nuestra querida compañera Adriana Bórquez Adriazola representa un gran dolor. Adriana fue una destacada académica y persistente luchadora por la verdad, la justicia y la memoria de la ciudad de Talca, donde residía en la actualidad. Tras su detención y secuestro en la ex Colonia Dignidad y en el recinto de represión ubicado en la casa de Irán con los Plátanos en Santiago, salió al exilio con su familia, desde donde comenzó a entregar su testimonio de prisión política para denunciar y dar a conocer los crímenes de lesa humanidad perpetrados por la dictadura cívico-militar chilena.

Siguiendo esa misma lucha, y consciente de la relevancia de contar lo ocurrido hace mas de 40 años a la nuevas generaciones se dio a la tarea de escribir, entre otros textos, dos libros que abordan sus experiencias de vida: Un exilio y Colonia Dignidad: La vivimos, la conocimos. En ese ejercicio testimonial y urgente de escribir la historia, su historia y la de tantas/os, Adriana continuaba su lucha contra el olvido, el silencio y la impunidad.

Hoy la recordamos como una intelectual brillante, como una mujer luchadora y comprometida, como una compañera de lucha que siempre estará presente en la memoria de todas y todos los integrantes de nuestra Asociación.

¡Que la tierra te sea ligera querida Adriana!

Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad