La Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad (AMCD) hizo entrega de una carta al ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, y a la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fries, solicitando al Estado chileno tomar las medidas pertinentes para esclarecer los crímenes de lesa humanidad cometidos en el enclave alemán durante la última dictadura cívico militar.

Cabe recordar que muchos de los culpables de estos crímenes permanecen en la impunidad, y en el caso de los ex colonos involucrados, escaparon de Chile a Alemania mientras estaban siendo procesados e investigados por la justicia local.

La misiva especifica el caso de Harmut Hopp, condenado por Tribunales chilenos a cinco años de cárcel, pero que logró fugarse del país con rumbo a Alemania. En junio de 2016, luego de tres años de gestiones que involucraron a la Cancillería y a los tribunales chilenos, la Fiscalía alemana de Krefeld envió una solicitud al Tribunal Regional de Krefeld en la que pedía declarar ejecutable la condena chilena, representando y trasmitiendo así la solicitud del Estado chileno. Pese a ésto, hasta hoy Hopp permanece impune y en libertad.

Margarita Romero, presidenta de la Asociación, señaló que “A través del Canciller Muñoz solicitamos al Estado chileno que mantenga su interés en el cumplimiento de la condena de Harmut Hopp en Alemania, según lo solicitado por la Corte Suprema de Chile y en virtud de la Ley de Cooperación Penal Internacional”.

Para ésto es necesaria la designación de un abogado que represente dicho interés, realizando todas las gestiones que sean pertinentes ante la justicia alemana. Existen otros casos en los que el Gobierno chileno ha nombrado abogados para que representen los intereses del Estado chileno en otros países y así avanzar en los procesos judiciales.

Desde la Asociación piden tomar iniciativas similares para abordar los crímenes de Colonia Dignidad, tanto en el caso de Harmut Hopp, como de dirigentes de Colonia Dignidad que han cometido delitos que autorizan su persecución internacional extraterritorial por tratarse de delitos de lesa humanidad y que se encuentran en territorio Alemán.

También solicitan tomar iniciativas que conduzcan a la materialización de un convenio de colaboración entre Alemania y Chile para esclarecer causas relacionadas con violaciones a los derechos humanos. Este tipo de convenios ya han sido concretados durante la administración de Bachelet con Argentina, Uruguay y Brasil.

Finalmente recordaron el importante debate que hoy se está desarrollando en el Parlamento alemán, debido a la propuesta de un grupo de parlamentarios que visitó recientemente nuestro país, encabezados por la diputada Renate Künast del Partido Alemán Verde. Esta iniciativa busca avanzar en materia de verdad, justicia, memoria y reparación en los crímenes de lesa humanidad cometidos en la ahora Villa Baviera.

Al respecto Margarita Romero dijo: “Creemos que el Estado chileno debe hacerse parte de esta labor, siguiendo con la tarea que se ha propuesto en la materia y que se expresa en la creación de una Subsecretaría de Derechos Humanos, organismo que tiene dentro de sus objetivo la construcción de un Plan Nacional que considera como prioritaria ‘la investigación y sanción de los crímenes de lesa humanidad ocurridos durante la dictadura, la preservación de la memoria histórica de las violaciones a los Derechos Humanos, así como la promoción de reparación para las víctimas’.