Testimonios

Creemos que es importante conocer la historia represiva y criminal de Colonia Dignidad a través de las voces de sus protagonistas. Por ello, en esta sección encontraras testimonios de distintos actores vinculados con Colonia Dignidad: ex prisioneros y prisioneras políticas, familiares de detenidas y detenidos desaparecidos y ex colonos.

Los diversos testimonios de ex prisionero/as o político/as que fueron secuestrados y llevados a Colonia Dignidad, han sido centrales para esclarecer los crímenes perpetrados al interior de dicho enclave durante la dictadura. En sus relatos indican que luego de ser secuestrados fueron trasladados a Colonia Dignidad, lugar en el que sufrieron sesiones de tortura e interrogatorio en manos de agentes de la DINA y de Colonos. Conoce sus testimonios en esta sección.

No se han encontrado entradas.
La denuncia y el esclarecimiento de los crímenes perpetrados por la dictadura ha sido un objetivo central para las agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos. Sin embargo, a pesar del trabajo constante y de los significativos esfuerzos en pos de la reconstrucción de la verdad y la justicia, 42 años después muchos de ellos siguen exigiendo conocer el paradero de sus familiares asesinados y hechos desaparecer por el terrorismo de Estado en Chile. Te invitamos a conocer sus testimonios en esta sección.

 

No se han encontrado entradas.
Desde su creación en 1961, en Colonia Dignidad se configuró un sistema de vida de represión y control interno que perdurara por cerca de cincuenta años. Este régimen, paralelo al resto de la sociedad, se basó en el abuso sexual de niños, la tortura, el trabajo esclavo y la intervención de la vida privada y pública de los habitantes de la Colonia. A pesar del férreo control impuesto sobre los colonos, algunos de ellos lograron fugarse y denunciar el régimen criminal al que fueron sometidos. Sin embargo, las redes de protección en torno al enclave alemán fueron tan efectivas que por muchos años estas denuncias no mermaron su funcionamiento. A continuación presentamos sus testimonios.

 

Testimonio de ex colono

A esa edad, a los 8 años, me comencé a dar cuenta del mundo y me pregunté de dónde venía yo, quiénes eran mis padres. Yo quise salir a buscar a mis padres y comencé a resistir la disciplina del grupo. Allí comenzaron a darme tabletas. Cuando vieron que yo no tomaba las tabletas, que a veces las botaba, entonces me llevaban al hospital y me internaban. Me daban medicamentos e inyecciones hasta cuando me veían tan débil que ya no era capaz de rebelarme, entonces me devolvían al grupo hasta la próxima rebeldía”.

“Si yo hubiera tratado de arrancar habría quedado colgando de las alambradas o en el hocico de los perros. Paul Schäfer me dijo una vez que si trataba de fugarme, al llegar a la puerta era hombre muerto. Yo no intenté fugarme. Quería salir vivo, para poder demostrar lo que allí sufrí y lo que sufren muchos otros. Me preparaba, pues sabía que si salía y no podía demostrar lo que digo, no tenía sentido mi salida. Yo traté de salir de forma inteligente”.

“Cuando él me violó, yo estaba bajo el efecto de las drogas que normalmente me daban. Yo me sentía muy mal, débil, necesitaba cariño. Yo quería sentir el cariño de un padre. Cuando estuve con él y sentí sus manos tocándome, sentí que él era como un padre para mí. Yo no sabía lo que significaba eso. Así comenzó una relación que duró hasta los 26 años. Él me obligaba a estar con él. A menudo yo no quería, no tenía deseos de estar con él, pero igual me obligaba, me violaba. Yo sé de otros niños que se negaban y sufrían, los castigaban, se enfermaban. Sé de dos niños que incluso terminaron con problemas cardiacos”.

Cargando...