El 28 de marzo de 2018 se dio a conocer que el Premio Nacional de Medicina había recaído en el Doctor Otto Dörr Zegers. Este anuncio provocó el rechazo de diversos sectores y personas, quienes impugnaron este reconocimiento en virtud de los vínculos del Dr. Dörr con la Colonia Dignidad. Dörr defendió públicamente al enclave alemán, incluso cuando ya se llevaba adelante el proceso judicial contra Paul Schaffer por delitos de violación de menores, y era conocida su activa colaboración con los crímenes de lesa humanidad de la dictadura cívico-militar chilena. Ante estos antecedentes, y con el fin de revocar al Dr. Dörr este reconocimiento, diversas organizaciones de derechos humanos, ex colonos y abogados de derechos humanos ingresaron una serie de denuncias ante el Colegio Médico de Chile por graves infracciones al código de ética de esta entidad.

Luego de un largo proceso de deliberación, el pasado 10 de septiembre el Comité de Ética del Colegio Médico emitió su fallo. En el señalan que parte de las conductas imputadas al Dr. Dörr, efectivamente, constituyen infracciones a su código de ética, por cuanto guardan relación con el ejercicio de la Medicina. Estas son el asociar la homosexualidad a los delitos de violación de menores, y no haberle prestado la debida atención al colono Karl Stricker, quien había logrado huir de Colonia Dignidad y había manifestado su temor de volver. Sin embargo, el Dr. Dörr emitió un certificado que eximió a Stricker de comparecer ante la justicia, haciéndose con ello cómplice de las prácticas dilatorias y de obstaculización orquestadas por los jerarcas de la Colonia Dignidad, y significó para Karl Stricker “una vida de esclavitud y abusos hasta su muerte”. Asimismo, se reconoce también que el Dr. Dörr ignoró información que era de público conocimiento, como las inhumanas condiciones de vida que al interior de la Colonia Dignidad sufría la mayor parte de sus habitantes. Si bien el fallo no se pronuncia sobre las conductas del Dr. Dörr en relación con su público apoyo a una organización delictual que participó activamente en los crímenes de la dictadura, por no ser parte de la ética médica, nuestra Asociación considera que las situaciones señaladas como reñidas con el código de ética médico, son una expresión clara de la complicidad de ciertos sectores que usan su prestigio y autoridad para justificar, amparar o negar la verdad del terrorismo de Estado ejercido por la dictadura contra miles de chilenas y chilenos.

Finalmente,  como organización de derechos humanos, comprometida con la verdad, la justicia y la memoria en relación a las violaciones a los derechos humanos cometidas por la dictadura cívico-militar en colaboración con la Colonia Dignidad, instamos a revocar definitivamente el otorgamiento del Premio Nacional de Medicina 2018 al Doctor Otto Dörr Zegers, atendiendo a que “el Premio Nacional de Medicina constituirá un reconocimiento de sus pares, no sólo a la excelencia académica o profesional, sino que también a las virtudes personales del galardonado.”. Creemos que la trayectoria de excelencia, no puede obviar el comportamiento de los y las profesionales en el ámbito público de la sociedad, menos aún ser parte de la relativización de violaciones a los derechos humanos contra cientos de hombres, mujeres, niñas y niños en nuestro país.

24 de septiembre 2019

Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad

Contacto: Bárbara Barrera, periodista: +569 76167567